Entrevista a Maria Antonieta Saa

Muy importante. La deserción escolar atenta contra la universalidad del modelo de educación y esa, es una tremenda tarea. Hoy existen más de 30 mil niños y niñas fuera del sistema escolar y ese es el gran desafío.

Preocupada por la educación, vio en el Programa “Aquí, Presente” la solución a las inquietudes de la Intendencia, la Seremi y del Consejo Regional, Core, respecto del bullying y la deserción escolar. Miró los proyectos anteriores-como el Sistema de Alerta Temprana- y dijo “hay que replicarlo”.

María Antonieta Saa, Presidenta de la Comisión de Educación y Cultura del Core, nos habla sobre los desafíos e inquietudes de la iniciativa del Ministerio de Educación.

¿Cuál es el papel que juega el Consejo Regional para concretar el Programa “Aquí, Presente?

R: Nosotros somos quienes le damos la aprobación a los recursos del programa. Tras un profundo estudio del proyecto y ciertas condiciones, logramos que hubiese unanimidad de parte de la Intendencia y de la Seremi para llevarlo a cabo.

¿Qué les preocupa?

R: Sin duda la continuidad del programa. Que no sólo sea un volador de luces, sino que tenga una permanencia en el tiempo y que sus metodologías de trabajo en estos aspectos permanezcan. En definitiva, que sea un modelo replicable en otras regiones y que continúe como política del Ministerio de Educación y no sólo como un plan piloto de la Región Metropolitana.

Según su apreciación, ¿cómo ha sido esta primera etapa en línea de trabajo con la Reforma Educacional que se está implementando en nuestro país?

R: Muy importante. La deserción escolar atenta contra la universalidad del modelo de educación y esa, es una tremenda tarea. Hoy existen más de 30 mil niños y niñas fuera del sistema escolar y ese es el gran desafío.

¿Dónde está la clave del Programa “Aquí, Presente”?

R: En la convivencia escolar. Es sin duda una de las claves para mejorar la calidad de la educación y gran base para el aprendizaje de los estudiantes. Por lo tanto, este proyecto es vital, es la piedra angular para la Reforma Educacional.

¿Cómo ha percibido la respuesta por parte de la comunidad escolar de cada uno de los establecimientos, al programa?

R: Ese era un temor que teníamos muy latente. Cómo iba a considerar la comunidad escolar a las duplas. Pero sucedió que poco a poco, hubo una gran aceptación. Hemos visto directores muy contentos, porque los profesores no pueden hacerse cargo de estos problemas. Ellos no tienen el tiempo ni la energía para tomar estos conflictos como sí lo está haciendo el proyecto. Por lo tanto, las duplas vienen a complementar este difícil trabajo de los profesores en el aula.

¿Y para Usted?

R: Las duplas han sido un aporte tremendo. Me parece súper importante el tema de la convivencia. Creo que le va a dar vida a los comités de convivencia y va a relevar el problema y sus soluciones que muchas veces agobia a la comunidad, a los padres y sus familias.

¿Llegará a otras regiones?

La Región Metropolitana tuvo el apoyo nuestro para conseguir los recursos para su ejecución, pero también esperamos y trabajamos para eso, para que el Ministerio lo lleve a un nivel nacional y que disponga de los recursos para replicarlo.

¿Cuáles son las expectativas para el 2016?

Marcar el rumbo sin duda. Es un programa muy vanguardista, que está permanentemente buscando nuevas metodologías y en ese sentido es muy valioso y sobre todo, lograr replicarlo en todo el país.