Trabajo en conjunto

“…el llamado a nuestras autoridades para que esta iniciativa, que ha mostrado su valioso aporte en integración, se convierta en una iniciativa dependiente del nivel central, ampliando de esta forma su presencia a más escuelas y comunas, abriendo la posibilidad a más niños, niñas y jóvenes de recibir lo que merecen: una educación de calidad.”

por Felipe Berríos
Presidente del Consejo Regional Metropolitano
de Santiago

 

Para nadie ha sido un misterio que en los últimos ocho años, uno de los principales temas de debate público ha sido la Educación. El acceso, el financiamiento y la gratuidad nos han dado espacio para largas y difíciles discusiones que aún seguimos debatiendo en el Congreso, en las universidades, las escuelas e incluso en nuestros propios hogares.

Como presidente del Consejo Regional (CORE) Metropolitano de Santiago, he sido testigo de este debate y doy fe del interés mío y de mis colegas por hacer de nuestra educación, un espacio plural, diverso y de calidad para todos y todas.

Con este objetivo es que durante el año 2015, el CORE RM discutió intensamente la continuidad del Programa “Aquí Presente”, lo que nos permitió conocer en detalle esta iniciativa que ofrece una herramienta de gran utilidad en la tarea de mantener a nuestros estudiantes en la escuela y mejorar, a la vez, la convivencia entre ellos.

Este no es un esfuerzo menor para la Región Metropolitana. Para el año 2016 son $ 2.171.351.000.- los que destinaremos a esta iniciativa y garantizarán su continuidad, y con ello, el importante esfuerzo de educar de mejor manera y con mayor calidad, a nuestros estudiantes en situación de vulnerabilidad.

Sin embargo, no quiero perder la ocasión, en representación del CORE RM, de reiterar el llamado a nuestras autoridades para que esta iniciativa, que ha mostrado su valioso aporte en integración, se convierta en una iniciativa dependiente del nivel central, ampliando de esta forma su presencia a más escuelas y comunas, abriendo la posibilidad a más niños, niñas y jóvenes de recibir lo que merecen: una educación de calidad.

Es nuestra tarea como autoridades regionales ser un aporte en el trabajo por mejorar nuestro sistema educativo. Sin embargo, debemos ser conscientes que la principal responsabilidad recae en las autoridades sectoriales, a quienes debemos asistir en el logro de tan importante objetivo.